Pectus excavatum en gatos

Pectus excavatum en gatos

Pectus excavatum en gatos
 

El esternón, o hueso del tórax, es un hueso largo y plano ubicado en el centro del tórax, y los cartílagos costeros son los cartílagos que conectan el hueso del tórax con los extremos de las costillas. En el pectus excavatum, el esternón y los cartílagos costales se deforman, dando como resultado un estrechamiento horizontal del tórax, principalmente en la parte posterior. En apariencia, la mitad del pecho parece ser plana o cóncava, en lugar de ligeramente convexa.

 
Síntomas y tipos
 

Dificultad respiratoria
Incapaz de realizar ejercicio de rutina
Aumento de la profundidad de la respiración.
Infecciones pulmonares recurrentes
Pérdida de peso
Tosiendo
Vómito
Poco apetito
Falta de aumento de peso
 

Causas
 

Existe una predisposición genética en algunas razas de gatos, pero el pectus excavatum puede ocurrir espontáneamente en cualquier raza. La condición puede no ser evidente hasta varias semanas después del nacimiento, a menos que sea una forma grave.

 

Diagnóstico
 

Deberá proporcionar a su veterinario un historial completo de la salud de su gato, cualquier información que tenga sobre su origen y antecedentes genéticos, y el inicio de los síntomas. Las pruebas de laboratorio de rutina incluirán análisis de sangre completos, perfiles bioquímicos y un análisis de orina.

 

Su veterinario realizará múltiples radiografías de la cavidad torácica para confirmar el diagnóstico de pectus excavatum. Estas radiografías revelarán las deformidades reales y las anomalías estructurales relacionadas. En algunos pacientes, el corazón puede desplazarse de su lugar normal en el lado izquierdo de la cavidad torácica. Las anomalías y las enfermedades concurrentes relacionadas con el sistema respiratorio también serán visibles en las radiografías. La ecocardiografía (ECHO), una imagen ecográfica del corazón, se utilizará para evaluar aún más el corazón, su capacidad de funcionamiento y los posibles defectos cardíacos.