Urolitiasis, oxalato de calcio en gatos

Urolitiasis, oxalato de calcio en gatos

Urolitiasis, oxalato de calcio en gatos
 

La urolitiasis se describe como la presencia de cálculos en el tracto urinario. Cuando estas piedras están hechas de oxalato de calcio, se conocen como depósitos de calcio. En la mayoría de los casos, las piedras se pueden quitar de manera segura, lo que le da al gato un pronóstico positivo.

 

El desarrollo de estas piedras es más común en perros que en gatos y ocurre con más frecuencia en animales más viejos. Si desea obtener más información sobre cómo afecta esta enfermedad a los perros, visite esta página en la biblioteca de salud de mascotas de PetMD.

 

Síntomas y tipos
 

Aunque es raro en los gatos, el síntoma más común de la urolitiasis es el esfuerzo mientras el animal está orinando. Si hay inflamación en el tracto urinario, el gato puede tener la barriga agrandada o el área que rodea la región urinaria puede estar notablemente irritada. Si los depósitos de calcio son grandes, un veterinario puede palparlos a través de la piel.

 

Causas
 

La causa principal de la formación de cálculos es el alto nivel de calcio en la orina. Algunos factores de riesgo pueden incluir un exceso de proteínas en la dieta o vitamina D, una deficiencia de vitamina B6, el uso de suplementos de calcio o esteroides y una dieta compuesta exclusivamente de alimentos secos.

 

Las razas más comunes para desarrollar la condición médica incluyen el Himalaya, el Scottish Fold, el Persa, el Ragdoll y el birmano.

 

Diagnóstico
 

Las radiografías y los ultrasonidos se realizan para descartar cualquier otra afección médica subyacente que pueda estar causando el dolor del gato o problemas para orinar. Se realizará un análisis de sangre para examinar los niveles de nutrientes del gato y determinar si alguno está fuera del rango normal.