Hemangiosarcoma del hueso en gatos

Hemangiosarcoma del hueso en gatos

Hemangiosarcoma del hueso en gatos
 

El hemangiosarcoma es un tumor de rápida propagación de las células endoteliales, que recubre la superficie interior de los vasos sanguíneos del cuerpo, incluidas las arterias, las venas, el tracto intestinal y los bronquios de los pulmones.

 

La integridad del hueso puede verse comprometida por el tumor, y las fracturas en el hueso, en ausencia de un traumatismo relacionado con un accidente en el cuerpo, son características del cáncer de hueso. Más comúnmente, este tipo de tumor se encuentra en las extremidades o costillas, pero también puede ocurrir en otros lugares.

 

Al igual que con muchos tipos de cáncer, el hemangiosarcoma generalmente se diagnostica en gatos mayores de 17 años.

 

Síntomas y tipos
 

Si el tumor está en la pierna, cojera y / o hinchazón
Fractura por debilidad en el hueso.
Hinchazón en el sitio afectado
Puede haber dificultad para respirar si el tumor afecta la costilla
Membranas mucosas pálidas (es decir, fosas nasales, labios, oídos, genitales)
Anemia por pérdida de sangre por rotura del tumor.
 

Causas
 

La causa exacta del hemangiosarcoma del hueso aún se desconoce.

 

Diagnóstico
 

Su veterinario realizará un examen físico completo en su gato, que incluye un perfil completo de sangre, un perfil químico de sangre, un hemograma completo y un análisis de orina. Estas pruebas pueden indicar si alguno de los órganos está siendo afectado y si hay otras condiciones presentes. Algunas de las afecciones que pueden ser concurrentes con el hamangiosarcoma son la anemia regenerativa, que está determinada por un número anormalmente alto de glóbulos rojos inmaduros (lo que significa que el cuerpo está reemplazando los glóbulos rojos perdidos a una tasa alta); un nivel anormalmente bajo de proteínas en la sangre (hipoproteinemia); un recuento anormalmente alto de leucocitos (leucocitosis), que puede ser indicativo de que el cuerpo está combatiendo una afección enferma; un bajo nivel de plaquetas en la sangre (trombocitopenia), que son responsables de la coagulación sanguínea; y células sanguíneas de tamaño desigual o anormal (anisocitosis y poiquilocitosis, respectivamente).

 

Los estudios radiográficos del hueso afectado también revelarán información valiosa para ayudar a su veterinario en el diagnóstico de este tumor. La tomografía computarizada (TC) puede ayudar a determinar la extensión de la afectación ósea y también a su veterinario a planificar una cirugía efectiva. Se puede intentar una biopsia para un diagnóstico definitivo, pero esto puede no ser práctico para este tipo de tumor, ya que se origina en los vasos.

 

Un diagnóstico confirmativo se puede basar en encontrar espacios dentro de los vasos que están llenos de glóbulos rojos, coágulos, residuos celulares muertos y células tumorales variables.