No pase por alto la salud dental de su mascota

No pase por alto la salud dental de su mascota

La mayoría de nosotros sabemos que la higiene bucal puede jugar un papel crítico en la salud general de una persona, pero ¿sabía usted que lo mismo se aplica a sus amigos peludos? Los seres humanos programan limpiezas dentales regulares para mantener sus encías y dientes sanos, pero la salud dental en perros y gatos puede ser pasada por alto por los dueños de mascotas.

 

El Dr. J.R. "Bert" Dodd, profesor clínico del Texas A&M College of Veterinary Medicine & Biomedical Sciences, explicó algunos problemas comunes de higiene dental en perros y gatos. "La mala higiene oral en perros y gatos puede llevar a un exceso de sarro, hinchazón en la boca y desgaste severo de los dientes (o dientes rotos), debido a la masticación de objetos inapropiados", dijo. "Además, la enfermedad periodontal o de las encías puede surgir de una salud bucal descuidada. Si no se practica la salud dental preventiva y se ignora la terapia periodontal, que incluye el raspado, el alisado radicular, el curetaje y la extracción de los dientes, su mascota puede volverse más susceptible a otras complicaciones de salud".

 

De hecho, los dientes de un animal pueden ser más importantes para su salud general de lo que la mayoría de los dueños de mascotas se dan cuenta. Por ejemplo, las bacterias en la boca pueden propagarse a otras partes del cuerpo y causar infecciones, por lo que mantener la boca sana puede ayudar a mantener el cuerpo de su mascota más sano. Dodd también explicó que una buena higiene dental puede conducir a una vida más larga y saludable para su mascota. "Cuidar la boca de su mascota y mantenerla bonita y saludable puede ayudar al animal a vivir más tiempo", explicó Dodd. "Una buena higiene bucal puede ayudar a prevenir enfermedades o infecciones secundarias, como enfermedades del hígado, el corazón, los riñones y las articulaciones, causadas por bacterias que se originan en la boca y se propagan por el cuerpo a través del torrente sanguíneo."

 

Aunque su veterinario puede ayudar en las revisiones y tratamientos dentales de rutina, los dueños de perros y gatos pueden reducir el riesgo de problemas de higiene dental en el hogar. "Es mejor comenzar con el cuidado casero cuando su cachorro o gatito tiene entre ocho y doce semanas de edad; sin embargo, nunca es demasiado tarde para empezar", anotó Dodd. "El primer paso es entrenar a su mascota para que acepte el cepillado de sus dientes. El mejor enfoque es establecer una rutina de cepillado de los dientes de su mascota con gasa alrededor de su dedo."

 

Además del cuidado en casa, los dueños de mascotas pueden hacer arreglos para que su mascota se haga una limpieza dental anual bajo anestesia en su clínica veterinaria local. Las dietas dentales recetadas por el veterinario, los juguetes masticables dentales adecuados y los productos aditivos para el agua potable que se pueden mezclar con el agua potable de las mascotas para ayudar a controlar el nivel de bacterias y placa en la boca también pueden ayudar a prevenir problemas de higiene dental.