Enfermedades zoonóticas y cómo se propagan

Enfermedades zoonóticas y cómo se propagan

Cómo se propagan las enfermedades zoonóticas

 

Los agentes infecciosos que causan las enfermedades zoonóticas se propagan de muchas maneras diferentes. Aquí están las categorías más comunes:

 

-Contacto directo: Usted puede adquirir el germen a través del contacto físico, al ser mordido o arañado, o al entrar en contacto con orina, heces u otros fluidos corporales de un animal infectado.

 

-Contacto indirecto: Los gérmenes pueden propagarse del animal al medio ambiente, contaminando las superficies, el agua o el suelo. Usted adquiere los gérmenes por contacto con lo que el animal contaminó.

 

-Transmitida por vectores: Los vectores incluyen mosquitos, pulgas y garrapatas que entregan el germen cuando te pican.

 

-Alimento: Usted está expuesto a los gérmenes al comer productos animales que están contaminados o alimentos que están contaminados con las heces de un animal infectado.

 

¿Quién está en riesgo de padecer la enfermedad zoonótica?

 

Cualquier ser humano en contacto con un animal infectado o un vector de la enfermedad está en riesgo. Un vector es un portador de enfermedades, como un insecto o un roedor, que transmite la enfermedad de un animal infectado a un humano no infectado. La incidencia de la enfermedad varía mucho según la región. Usted está en mayor o menor riesgo de padecer enfermedades zoonóticas específicas dependiendo de su ubicación.

 

Algunos humanos están más en riesgo que otros:

 

-Los bebés y los niños pequeños están en riesgo debido a un sistema inmunológico inmaduro y a una higiene deficiente, como el llevarse las manos a la boca.

 

-Las mujeres embarazadas están en riesgo porque su sistema inmunológico es más susceptible y hay peligros adicionales para el feto.

 

-Las personas mayores están en riesgo porque su sistema inmunológico puede estar dañado.

 

Las personas inmunocomprometidas, como las que se someten a terapia contra el cáncer, y los pacientes con VIH/SIDA están en mayor riesgo.

 

-Los veterinarios y otros trabajadores de la salud animal están más expuestos a los animales y, por lo tanto, corren un mayor riesgo.

 

Diagnóstico de las enfermedades zoonóticas

 

Cuando un veterinario ve o sospecha que existe una enfermedad zoonótica, es responsabilidad del veterinario alertar al propietario de la posibilidad de que la enfermedad se propague a los seres humanos. Los veterinarios no pueden ofrecer un diagnóstico o tratamiento para los seres humanos, pero deben instar al propietario a que se ponga en contacto con su médico para la consulta.

 

Cómo encontrar más información sobre las enfermedades zoonóticas

 

El veterinario de su mascota es una buena fuente de información. Infórmese sobre la enfermedad y, lo que es más importante, sobre cómo cuidar de su animal y prevenir su propagación a los seres humanos. La mayoría de los veterinarios tienen folletos y volantes profesionales sobre las enfermedades zoonóticas más comunes en su área.