Medicamentos para tratar la epilepsia y convulsiones en gatos

Medicamentos para tratar la epilepsia y convulsiones en gatos

¿Debería su gato ser tratado por convulsiones?

 

La decisión de comenzar el tratamiento se basará en varios factores:

 

- ¿Con qué frecuencia tiene convulsiones su gato? Si las convulsiones se producen con poca frecuencia (menos de una vez al mes), puede que no sea necesario tratarlas.

 

- ¿Qué tan severas son las convulsiones? Si las convulsiones de su gato son especialmente graves, independientemente de la frecuencia con la que se produzcan, puede ser aconsejable comenzar el tratamiento.

 

- ¿Su gato ha sufrido de estado epiléptico o de convulsiones en racimo? Si es así, entonces su gato debe comenzar el tratamiento para prevenir más convulsiones.

 

Cómo controlar los medicamentos anticonvulsivos para su gato

 

Entienda que una vez que su gato empiece a tomar un medicamento anticonvulsivo para tratar sus convulsiones, probablemente necesitará recibirlo por el resto de su vida.

 

Suspender repentinamente un medicamento anticonvulsivo puede ser muy peligroso para su gato. Nunca deje de administrar el medicamento o cambie la dosis sin antes consultar con su veterinario. Cuando sea necesario interrumpir los medicamentos anticonvulsivos, lo mejor es retirarlos de forma lenta y gradual, para que su gato deje de tomarlos.

 

Medicamentos Usados para Tratar Convulsiones Felinas y/o Epilepsia

 

El fenobarbital se considera generalmente la primera opción para el tratamiento de las convulsiones felinas o la epilepsia. Actualmente, es el fármaco anticonvulsivo más utilizado para los gatos.

 

Los medicamentos benzodiacepínicos como el diazepam (Valium) también se pueden utilizar eficazmente para controlar las convulsiones en los gatos. El diazepam se puede combinar con fenobarbital para tratar a los gatos que todavía tienen convulsiones mientras reciben fenobarbital solo o para gatos que requieren una dosis mayor a la recomendada de fenobarbital para controlar sus convulsiones. La adición de diazepam puede permitirle reducir la dosis de fenobarbital y obtener un mejor control de las convulsiones.

 

El bromuro de potasio es un medicamento comúnmente utilizado para controlar las convulsiones en los perros. Sin embargo, en los gatos, el riesgo de efectos secundarios por el uso de bromuro de potasio es mayor que en los perros. Muchos veterinarios consideran que el riesgo de efectos secundarios es demasiado alto para justificar el uso de bromuro de potasio en gatos.

 

Levetiracetam (Keppra) se ha utilizado en gatos para controlar las convulsiones y la epilepsia. Es un medicamento anticonvulsivo más reciente que puede ser una alternativa para aquellos gatos que no responden bien al fenobarbital y/o al diazepam. Algunos veterinarios están usando ahora el levetiracetam como medicamento de primera elección en lugar del fenobarbital porque creen que puede tener menos efectos secundarios. Sin embargo, no se ha estudiado tan a fondo como el fenobarbital.

 

Los medicamentos como zonisamida, felbamato, pregabalina y gabapentina no han sido bien estudiados en gatos. Aunque algunos veterinarios los usan para controlar las convulsiones y la epilepsia en los gatos, no se sabe mucho acerca de cómo estos medicamentos afectan a los gatos a largo plazo y qué tipos de efectos secundarios se pueden esperar.