Como tratar algunos desórdenes neurológicos en los gatos

Como tratar algunos desórdenes neurológicos en los gatos

Tratamiento de la meningitis y la encefalitis

 

La meningitis, inflamación de la membrana que cubre el cerebro y la médula espinal, y la encefalitis, inflamación del cerebro, generalmente son causadas por una infección (bacteriana, viral, micótica o parasitaria). Estas dos condiciones pueden ocurrir al mismo tiempo (meningoencefalitis), y en algunos casos pueden indicar un problema con el sistema inmunológico del gato. El tratamiento incluye el uso de corticosteroides para reducir la inflamación y alterar el sistema inmunológico. También se utilizan antibióticos, antifúngicos o antiparasitarios cuando están indicados. Los cuidados de apoyo pueden incluir la administración de líquidos, el control del dolor y los suplementos nutricionales.

 

Tratamiento de la enfermedad vestibular

 

La enfermedad vestibular ocurre cuando hay presión sobre los nervios que controlan el sistema vestibular en los canales auditivos, causando a menudo vértigo en los gatos. Los gatos pueden parecer borrachos o mareados, inclinar la cabeza o mostrar movimientos oculares anormales rápidos. Una infección de oído o un tumor importante puede conducir a una disfunción vestibular, o la meningitis, la encefalitis o la meningoencefalitis pueden ser los culpables. El tratamiento depende de la causa real de la disfunción. Si hay una infección de oído, su gato puede necesitar gotas para los oídos y medicamentos orales. El cuidado de apoyo se da cuando es necesario.

 

Tratamiento de la disfunción cognitiva

 

La disfunción cognitiva, o demencia, es más común en los gatos mayores. Los gatos con demencia parecen "olvidarse" de cómo usar la caja de arena, dónde está el plato de comida y cómo navegar por la casa. No existe cura para la disfunción cognitiva, pero algunos medicamentos y suplementos nutricionales pueden retrasar su progresión.

 

Tratamiento de la enfermedad del disco intervertebral

 

La enfermedad del disco intervertebral (IVDD o hernia discal) implica la inflamación o el desplazamiento de los discos espinales, lo que en última instancia ejerce presión sobre la médula espinal, provocando dolor y posible parálisis. Aunque es más común en perros, la IVDD a veces puede ocurrir en gatos. Y en casos leves (cuando la mascota todavía puede caminar), los veterinarios pueden intentar un enfoque que incluya descanso, medicamentos antiinflamatorios y relajantes musculares. La cirugía es a menudo el único tratamiento para los casos graves.

 

Tratamiento del síndrome de hiperestesia

 

Rara vez diagnosticada, esta afección probablemente afecta a un número relativamente grande de gatos y a veces se denomina trastorno cutáneo ondulante. La hiperestesia felina a menudo se confunde con una reacción al ser una mascota a lo largo de la espalda, cuando la piel puede parecer que se ondula o se tuerce. El gato repentinamente rascará o sobrecargará el área y tendrá un repentino estallido de energía que hará que actúe de manera anormal.

 

Prevención de los trastornos neurológicos

 

Prevenir los trastornos neurológicos en su mascota puede ser imposible, pero mantener un estilo de vida saludable mantiene a cualquier gato en forma. Alimente a su gato con un alimento de alta calidad y sin granos durante su vida adulta. Deje suficiente espacio para jugar, jugar y hacer ejercicio. Y siempre preste atención al amor de su gato.