Evite que usted y su mascota contraigan infecciones por Salmonella

Evite que usted y su mascota contraigan infecciones por Salmonella

¿Cómo se infectan los humanos y los animales?

 

Los animales se infectan con Salmonella a través de su entorno, comiendo alimentos contaminados o de sus madres incluso antes de nacer o eclosionar.  La salmonela se encuentra naturalmente en los intestinos de muchos animales diferentes. Los animales con Salmonella derraman la bacteria en sus heces, lo que puede contaminar fácilmente sus partes del cuerpo (pieles, plumas o escamas) y cualquier cosa en las áreas donde estos animales viven y vagan (terrarios o acuarios, gallineros, corrales o cercas, encimeras, lavabos, etc.). Es importante saber que muchos animales pueden ser portadores de Salmonella y aun así parecer sanos y limpios.

 

Las personas pueden contraer una infección por Salmonella si no se lavan las manos después del contacto con animales portadores de Salmonella o su entorno, como la ropa de cama, los alimentos o el agua del tanque. Por ejemplo, algunos productos para mascotas, como los alimentos y golosinas para mascotas, pueden estar contaminados con Salmonella y otros gérmenes. Los alimentos y golosinas para mascotas que pueden estar contaminados incluyen alimentos secos para perros o gatos, galletas para perros, orejas de cerdo, pezuñas de res y roedores utilizados para alimentar a los reptiles (incluyendo los roedores alimentadores congelados). Además, los reptiles y anfibios que viven en tanques o acuarios pueden contaminar el agua con Salmonella, lo que puede enfermar a las personas, aunque no toquen al animal.

 

Prevención:

 

Lávese bien las manos con agua y jabón:

 

-Justo después de tocar a los animales.

-Después de tocar la comida de su mascota (como comida seca para perros o gatos, roedores congelados).

-Después de tocar las áreas donde viven y vagan.

-Use agua corriente y jabón, si es posible.

 

Use un desinfectante para manos si no hay agua corriente y jabón disponibles:

 

-Asegúrese de lavarse las manos con agua y jabón tan pronto como haya un fregadero disponible.

-Los adultos siempre deben supervisar el lavado de manos de los niños pequeños.

 -Use una solución de blanqueador para limpiar y desinfectar.