Incluyendo mascotas en los funerales

Incluyendo mascotas en los funerales

Ayer, BBC South Today presentó una organización llamada Canine Carers. Esta organización de caridad alienta a los propietarios de perros gentiles, amigables y afectuosos a que se ofrezcan como voluntarios y visiten a personas cuyas vidas se ven mejoradas por la interacción regular con los perros. Los cuidadores caninos a menudo visitan a los ancianos en sus hogares de cuidado, y tanto a los niños como a los adultos en los hospicios, y algunas veces es el último deseo de la gente tener a su compañero presente en su funeral. Sin embargo, algunos crematorios y capillas de descanso no permiten perros, lo que significa que hay ocasiones en que estas solicitudes no pueden ser atendidas.

 

 

Los funerales suelen ser experiencias bastante difíciles para los asistentes. Celebrar la vida de alguien que falleció es una parte importante del proceso de aflicción en la mayoría de las culturas y, por lo general, se toman medidas para satisfacer los deseos de los difuntos. Para aquellos de nosotros cuyas vidas son tocadas por mascotas, tiene sentido que podamos querer que estén presentes para este evento. Entonces, ¿qué es la etiqueta cuando se trata de mascotas en los funerales?

 

Existe una gran variación en los ritos de muerte y las costumbres funerarias entre las diferentes religiones y hay opiniones muy diferentes sobre las mascotas en general, no solo cuando se trata de eventos religiosos o espirituales. Ya sea que esté asistiendo a un funeral o haciendo planes para usted, es mejor evaluar el sentimiento general hacia las mascotas dentro de la cultura o religión relevante. Si el sentimiento general es positivo, entonces puedes considerar involucrar a una mascota.

 

Por supuesto, en algunos casos es totalmente impráctico incluir una mascota en un servicio fúnebre. Incluso el gato más amigable probablemente lucharía con el medio ambiente, y sería mejor dejar a cualquier mascota enjaulada en casa. Del mismo modo, los perros que son tímidos, exuberantes o mal formados en la casa no serían apropiados para incluirlos en esa ocasión. Sin embargo, si su perro puede caminar hasta el talón, sentarse, acostarse y mantenerse al mando, y en general es amable y amigable, podrían ser huéspedes apropiados.

 

 

Si está involucrado en la planificación del funeral, debe preguntar con anticipación si el lugar generalmente admite animales o si existen condiciones especiales al respecto. Muchos aceptan mascotas, algunos tienen políticas que restringen el acceso de los animales y otros lo prohíben. Siempre que sea posible, puede planificar con anticipación la celebración del funeral en un lugar que admite mascotas. Sin embargo, si solo es un invitado, debe llamar a la ubicación para preguntar en primera instancia. Si el lugar no permite mascotas, debes aceptar esto. Si lo hacen, puedes acercarte a los organizadores y pedirles permiso.

 

Es importante no aparecer con su mascota. Los funerales pueden ser complicados y molestos, y las personas pueden sentirse angustiadas por algo tan inesperado. Debe abordar esto con cuidado preguntando con la mayor antelación posible si puede traer a su perro. Si dicen que no, debes aceptar esto sin problemas; Están pasando por un momento difícil y no deben estar preocupados. También sería prudente dar cabida a los dolientes humanos que asisten. Si sabe que cualquiera de los que planean ir al funeral tiene alergias o asma exacerbadas por las mascotas, es prudente ser sensible a esto.

 

 

Si bien este es un tema delicado, muchas personas le darán la bienvenida a su perro, ya que pueden romper la tensión y disminuir la ansiedad y, por lo tanto, ser una presencia beneficiosa, especialmente si el difunto estuvo cerca del perro.