Comportamiento social normal en caballos

Comportamiento social normal en caballos

Los caballos domésticos son animales sociales. En la naturaleza, viven en un grupo de harén o banda con uno o varios sementales, yeguas múltiples y descendientes de las yeguas. Un semental (el animal de mayor rango o dominante) hace la mayor parte de la cría.

En muchos caballos, el rango se asocia con la edad o la capacidad de sobrevivir y prosperar en entornos desafiantes. Los sementales de alto rango son los primeros en obtener acceso a yeguas en celo y los primeros en desplazar a una yegua de otra banda. A menos que queden embarazadas, las yeguas ciclan durante 21 días durante los meses de primavera y verano. Dentro de un grupo harén, el individuo de más alto rango es generalmente, pero no siempre, un semental. Este semental de alto rango obligará a los potros a abandonar el grupo una vez que tengan 2 años, a medida que comiencen a madurar sexualmente y socialmente.

El chasquido (palmas de dientes o champing) es una expresión facial que los caballos jóvenes otorgan a los adultos, especialmente a los sementales. Pica en frecuencia a los 2 meses de edad, después de lo cual disminuye. Puede funcionar para disminuir la agresión de los adultos, pero también es compatible con el comportamiento de enfermería desplazado. Este no es el mismo comportamiento que el golpeteo, que es una amenaza agresiva en la que se reclinan las orejas y se abre la boca con labios chasqueantes, pero los labios no se retraen.

La madurez social no se alcanza hasta los 5 años de edad. que es una amenaza agresiva en la que se reclinan las orejas y la boca se abre con labios que chasquean, pero los labios no se retraen. La madurez social no se alcanza hasta los 5 años de edad. que es una amenaza agresiva en la que se reclinan las orejas y la boca se abre con labios que chasquean, pero los labios no se retraen. La madurez social no se alcanza hasta los 5 años de edad.

La mayoría de las potras y todos los potros abandonan la manada en la que nacieron antes de los 5 años de edad. Las potrancas que permanecen en su grupo original pueden tener menos crías. Los sementales jóvenes forman manadas de solteros, y el semental de más alto rango dentro de este grupo suele ser el siguiente en adquirir un compañero. Las potras pueden unirse a una manada de solteros pero a menudo se incorporan a otras bandas. Los sementales rara vez son solitarios; cuando esto ocurre, generalmente son viejos y enfermos.

Si bien el rango en los hombres se basa principalmente en el acceso a las mujeres, el rango en las mujeres se determina por qué yeguas lideran las actividades del grupo (por ejemplo, buscando recursos como los pozos de agua). Los grupos de caballos están en gran parte estructurados por mujeres, y las mujeres toman la decisión de irse o permanecer dentro de un harén.

Tales decisiones generalmente no se basan en sementales específicos o sus características, pero en la evaluación de las mujeres de los recursos alimenticios. Las hembras de alto rango pueden interferir con éxito en la cría de potros de las hembras de menor rango. Las yeguas forman amistades y es más probable que se acicalen entre sí. Este patrón es típico de muchos animales: el rango está determinado principalmente por la forma en que los animales de menor rango se remiten a los de mayor rango, no por los resultados del combate directo.

El rango dentro de los grupos también depende de las edades y los sexos de los miembros del grupo. Cuantos más miembros de la manada, y cuanto más dentro de cada grupo de edad y sexo, es menos probable que exista una jerarquía de dominio. Las relaciones dentro de la mayoría de las bandas de caballos son complejas y dependen de múltiples factores y sus interacciones (edad o duración de la residencia en el grupo, sexo, tamaño y rango de la madre). Estos factores son importantes para considerar al abordar los problemas que pueden surgir en caballos estabulados.

Los efectos de rango también existen entre las manadas. Las manadas de sementales múltiples son dominantes sobre las bandas de un solo semental, posiblemente porque los sementales de menor rango dentro de una manada llevan a cabo la mayor parte de la lucha que se produce entre los grupos. Los rebaños que actualmente ocupan un área o usan un recurso (por ejemplo, un pozo de agua) tienden a retenerlo. Los grupos, así como las personas dentro de ellos, siguen patrones específicos de marcado fecal.

Muchos problemas de comportamiento en caballos están asociados con el confinamiento. Bajo circunstancias libres, los caballos deambularán y pasarán el 60% de su día alimentándose. El recordatorio de su tiempo se pasa de pie, acostado o participando en otra actividad. Este mismo patrón es el preferido en condiciones de granero: incluso con la opción de grano libre, los caballos elegirán comer muchas comidas pequeñas al día.

El movimiento libre también es parte del desarrollo del juego en caballos. Hasta los 3 meses de edad, la mayoría del juego es solitario. El juego interactivo alcanza su punto máximo a los 3 o 4 meses de edad. También hay diferencias de sexo en el juego. Los potros juegan más que las potras y juegan juegos diferentes a los de las potras. Los juegos de Colt se enfocan más en pelear y montar, mientras que los juegos de potra se enfocan más en correr y arreglarse mutuamente. Las potrancas adornarán a los potros y las potrancas, mientras que los potros tienden a preparar solo las potrancas, lo que se ha interpretado como una práctica para el comportamiento de cortejo posterior. La experiencia social del juego es importante para la interacción social normal en la vida adulta.