Trastorno de sangre en caballos

Trastorno de sangre en caballos

Hiperlipidemia
 

La hiperlipidemia es un trastorno sanguíneo que se produce en caballos con sobrepeso, así como en algunos burros. Los caballos con esta afección tienen una cantidad anormalmente alta de grasa en la sangre. Y aunque solo afecta a un pequeño porcentaje de la población equina del mundo, la hiperlipidemia es un trastorno muy grave que tiene una alta tasa de mortalidad entre los afectados. Por esta razón, es importante conocer los síntomas de esta afección, de modo que puede buscar atención veterinaria inmediata para su caballo si se sospecha que tiene hiperlipidemia.

 

Síntomas
 

-Letargo
-Lentitud
-Pérdida de apetito
-Insuficiencia hepática
-Pérdida de peso severa, que ocurre en un corto período de tiempo
-Comportamiento anormal
-Nerviosismo (es decir, presionar la cabeza, dar vueltas en círculos, deambular, desconocer el entorno familiar)
 

Causas
 

Los caballos con sobrepeso extremo son los que tienen mayor riesgo de hiperlipemia, especialmente aquellos que experimentan un cambio rápido en la dieta o se mueren de hambre. Como mecanismo de defensa, el cuerpo del caballo usa sus reservas de grasa para alimentarse. El aumento resultante en los niveles de grasa en la sangre hace que el hígado trabaje excesivamente y comience el proceso de insuficiencia hepática.

Además, otros tipos de estrés pueden hacer que el caballo sea más propenso a la afección. Los caballos que tienen una alta resistencia a la insulina, por alguna razón u otra, también están en riesgo de hiperlipemia.

 

Diagnóstico
 

La hiperlipidemia es una afección muy rara, pero no es difícil de diagnosticar. Al ver a un veterinario, él o ella puede ordenar un historial médico en el caballo y tomar una muestra de sangre. Un diagnóstico positivo de hiperlipemia mostrará niveles excesivos de grasa en el plasma de la sangre.

 

Tratamiento
 

El tratamiento para la hiperlipemia se debe administrar lo antes posible para garantizar la supervivencia del caballo. Su veterinario determinará el método más eficaz para reemplazar la pérdida sustancial de energía asociada con la hiperlipemia, y también reducirá la cantidad de grasa que se encuentra en el plasma de la sangre.

 

Prevención
 

Una vez que se ha administrado el tratamiento para la hiperlipemia, se deben realizar algunos cambios en el estilo de vida para evitar que este trastorno calamitoso vuelva a ocurrir. Se deben tomar medidas para garantizar que se aborde el problema del peso, como los cambios en los hábitos de alimentación y los hábitos de ejercicio para iniciar la pérdida de peso. Dado que la hiperlipemia es un problema atribuido a los caballos con sobrepeso, una disminución en el peso puede marcar una gran diferencia. Además, crear un ambiente libre de estrés para el animal o reducir drásticamente sus hábitos alimenticios también puede minimizar las posibilidades de hiperlipemia en su caballo.