Problema de Respiración en Gatos de Raza de Nariz Corta

Problema de Respiración en Gatos de Raza de Nariz Corta

Síndrome de la vía aérea braquicefálico
 

El síndrome de la vía aérea braquicefálico es el término médico que se le da a varios problemas de las vías respiratorias superiores que se encuentran en las razas de gatos de nariz plana y nariz corta. Una raza braquicefálica (que tiene una cabeza corta y ancha) puede experimentar una obstrucción parcial de la vía aérea superior debido a características físicas tales como fosas nasales estrechas, paladar blando excesivamente largo o colapso de la laringe. Las dificultades respiratorias también pueden ocurrir debido a una tráquea anormalmente pequeña, otra característica común de las razas braquicefálicas. Himalayas, exóticos de pelo corto y persas se clasifican como braquicéfalos.

 

Síntomas y tipos
 

Los síntomas de una vía aérea superior obstruida pueden incluir ronquidos, taquipnea, respiración ruidosa al inhalar, jadeo frecuente, dificultad para comer o tragar, tos y arcadas, incapacidad para realizar actividad física, especialmente en climas cálidos y húmedos, y ocasionalmente colapso físico. Un examen físico puede revelar indicaciones adicionales, como la estenosis nasal, la hipertermia y el aumento del esfuerzo respiratorio, que se manifiestan con respiración boca abierta y jadeo.

 

Causas
 

El síndrome braquicefálico de las vías respiratorias proviene de la forma única de la cabeza de un gato, que se hereda naturalmente al nacer. Los gatos con esta condición se crían por su aspecto de cara ancha y nariz corta, pero en algunos casos, las características pueden ser extremas o atrofiadas. La mayoría de los gatos que son afectados negativamente son diagnosticados como adultos jóvenes, generalmente a la edad de tres años. La causa más común de síndrome en los gatos es un defecto de los conductos nasales, que se conoce como narinas estenóticas o pasajes nasales estrechos. Otros defectos físicos que pueden agravar la condición son un paladar blando alargado y amígdalas agrandadas.

 

Los factores que pueden aumentar el riesgo y complicar aún más la afección incluyen obesidad, alergias, exceso de excitación y ejercicio. Cualquiera de estos puede causar una respiración rápida que la vía aérea obstruida no puede controlar. Estos problemas empeoran en climas cálidos y húmedos, lo que también provoca un jadeo excesivo.

 

Diagnóstico
 

Si se sospecha síndrome de las vías aéreas braquicéfalos, se utilizarán dos pruebas diagnósticas primarias, una laringoscopia (o faringoscopia) y una traqueoscopia, en la que se inserta un pequeño endoscopio de fibra óptica por la boca para examinar la laringe / faringe y la tráquea. Esto puede revelar características tales como un paladar demasiado largo o una tráquea colapsada (comúnmente conocida como el tubo de viento) o la laringe.

 

Otros hallazgos posibles incluyen la presencia de un objeto extraño que obstruye las vías respiratorias, una infección en el sistema respiratorio superior o una reacción alérgica que ha provocado la hinchazón de las vías respiratorias.

 

Tratamiento
 

El tratamiento no es necesario a menos que su gato muestre signos clínicos. Deben evitarse los factores de riesgo, como el clima cálido y húmedo y los alérgenos comunes. Los tratamientos exactos dependen del tipo de síntomas presentes y de la gravedad de estos síntomas. La asistencia respiratoria y la suplementación con oxígeno pueden ser necesarias, y si la vía aérea está obstruida, debe abrirse. Esto se puede hacer pasando un tubo a través de la boca y la tráquea (conocido como tubo endotraqueal), o mediante una incisión quirúrgica en la tráquea (conocida como traqueotomía). También existen procedimientos quirúrgicos que se pueden realizar para prevenir los problemas de las vías respiratorias en las razas braquicefálicas, como el ensanchamiento de las fosas nasales, el acortamiento del paladar alargado y la amigdalectomía. Su veterinario repasará procedimientos adicionales que podrían beneficiar a su gato, si corresponde

 

Vivir y administrar
 

Si su gato tiene procedimientos quirúrgicos realizados, deberá controlar su progreso cuidadosamente. Es necesario hacer un seguimiento frecuente de la frecuencia y el esfuerzo respiratorio de su gato, la frecuencia cardíaca, el pulso y la temperatura, entre otras características, y realizar un seguimiento para que cualquier cambio que valga la pena notificar a su veterinario.

 

Prevención
 

Los procedimientos quirúrgicos correctivos, como acortar un paladar demasiado largo o corregir los orificios nasales estrechos, pueden ayudar a prevenir los problemas respiratorios en las razas braquicefálicas. Deberá evitar los factores de riesgo tanto como sea posible, como el clima cálido y húmedo y la obesidad, que pueden empeorar los problemas respiratorios inherentes.v