Irish Wolfhound

Irish Wolfhound

IRISH WOLFHOUND

Conocido como la raza más grande del mundo, el Irish Wolfhound es un gigante fuerte y robusto cuyo temperamento es suave y noble. El Irish Wolfhound es una excelente adición a cualquier familia que pueda ofrecer mucho espacio para acomodar el tamaño de esta raza.

CARACTERÍSTICAS FÍSICAS

Un gran tamaño es muy preferido en esta raza. Sin embargo, el perro lobo irlandés también debe tener una constitución elegante, con un andar activo y fácil, mientras mantiene con orgullo la cabeza alta. Parecido al Greyhound de capa rugosa, el Irish Wolfhound es el lebrel más alto con una construcción fuerte. El pelo áspero del perro es eficaz para proporcionar protección contra el clima frío y húmedo e incluso contra los dientes de los oponentes. El pelaje también puede ser fibroso y largo, debajo de la mandíbula y sobre los ojos.

PERSONALIDAD Y TEMPERAMENTO

Aunque el sabueso es enorme, es muy gentil, tolerante y de naturaleza suave. El perro permanece tranquilo en el interior y es sensible, tolerante, paciente y adorable. Esta raza es muy amigable con personas desconocidas, amable con mascotas, otros perros y niños y es valiente cuando es necesario.

CUIDADO

Cuando se trata del cuidado del perro, es necesario peinarlo o cepillarlo dos veces en una semana y, a veces, es una buena idea recortar su cabello suelto. El cabello muerto debe ser eliminado dos veces al año. Al sabueso le encanta estirar las piernas y dar largos paseos, por lo que el ejercicio diario es obligatorio. En el interior, el perro necesita mucho espacio para estirar su cuerpo sobre una superficie suave. Mentir con frecuencia en áreas duras puede causar el desarrollo de callos.

SALUD

El perro lobo irlandés, que tiene una vida útil de cinco a siete años, puede sufrir la enfermedad de von Willebrand (vWD), la atrofia progresiva de la retina (PRA) y el megaesófago. También es propenso a problemas menores de salud como la miocardiopatía, la displasia de cadera canina (CHD), el osteosarcoma y la osteocondritis disecante (TOC). Para identificar algunos de estos problemas, un veterinario puede realizar exámenes de cadera y cardíacos en esta raza de perro. Además, se sabe que los loberos irlandeses son susceptibles de sufrir lesiones en la punta de la cola y no toleran la anestesia con barbitúricos.

HISTORIA Y ANTECEDENTES

El Irish Wolfhound fue mencionado por primera vez en Roma en 391 A.D. El perro ganó una gran reputación por su capacidad para luchar con animales salvajes durante los deportes y también por su noble estatura. Se dice que los perros grandes fueron transportados desde Grecia a Irlanda hacia 1500 aC. La estatura de los perros se hizo más imponente en Irlanda y se ofrecieron como regalos a Roma. La raza era tan famosa en Irlanda que muchas leyendas se giraron sobre la valentía del perro en la persecución y la batalla.

En irlandés, la raza se conoce como Cu Faoil y hubo un momento en que todos los grandes perros se conocían como Cu, que hablaba de valentía. Los jefes irlandeses consideraban a la raza como cazadores excesivamente buenos de alces y lobos irlandeses. Las fotos de estos perros datan del siglo XVII y se parecen mucho a los perros lobo irlandeses modernos.