Neuritis del trigémino en gatos

Neuritis del trigémino en gatos

Neuritis del trigémino en gatos
 

La neuritis del nervio trigémino (inflamación) se caracteriza por la aparición repentina de la incapacidad de cerrar la mandíbula debido a la disfunción de la rama mandibular (mandíbula) de los nervios trigéminos (uno de los nervios craneales). Esto puede deberse a una lesión nerviosa, que va desde la neuritis, la desmielinización (pérdida de la vaina grasa alrededor del nervio que ayuda a conducir la señal) y, en ocasiones, a la degeneración de la fibra de todas las ramas del nervio trigémino y el cuerpo de la célula nerviosa.

 

Esta condición es poco común en los gatos en comparación con los perros.

 

Síntomas y tipos
 

Inicio agudo de una mandíbula caída
Incapacidad para cerrar la boca.
Babeando
Dificultad para conseguir comida en la boca.
Comer desordenado
Sin pérdida de sensibilidad en la mandíbula o la cara.
La deglución sigue siendo normal
 

Causas
 

La causa subyacente de la neuritis del nervio trigémino se conoce actualmente, aunque posiblemente esté mediada por el sistema inmunitario.

 

Diagnóstico
 

Su veterinario realizará un examen físico completo a su gato, teniendo en cuenta los antecedentes médicos, el inicio de los síntomas y los posibles incidentes que podrían haber llevado a esta afección. Su veterinario ordenará un perfil químico de la sangre, un hemograma completo, un análisis de orina y un panel de electrolitos para descartar otras enfermedades. La rabia es una de las enfermedades más importantes que deben descartarse. Se usarán imágenes de diagnóstico como rayos X para examinar los huesos del cráneo y la mandíbula, y se pueden usar biopsias del núcleo de la médula ósea y biopsias musculares para descartar otras posibilidades de enfermedad.