Dolor agudo / repentino, dolor a largo plazo o dolor después de un procedimiento quirúrgico en gatos

Dolor agudo / repentino, dolor a largo plazo o dolor después de un procedimiento quirúrgico en gatos

Uno de los mayores desafíos en el cuidado de los animales es determinar la fuente del dolor de su gato. Esto se debe en parte a su capacidad limitada para transmitir el dolor. Los gatos varían mucho en sus respuestas específicas al dolor, y la edad, la especie, la experiencia y el entorno actual del animal también afectarán sus niveles de respuesta. Hay numerosas causas de dolor; la mayoría se asocian comúnmente con daño tisular. Hay opciones de tratamiento disponibles que pueden ayudar a reducir la cantidad de dolor que su gato está experimentando.

 

La condición o enfermedad descrita en este artículo médico puede afectar a perros y gatos. Si desea obtener más información sobre cómo afecta esta enfermedad a los perros, visite esta página en la biblioteca de salud de mascotas de PetMD.

 

Síntomas y tipos
 

La señal más común de dolor en un gato será una señal vocal o un signo de agitación significativa. Algunos gatos se volverán extremadamente sensibles al tacto y los estímulos que normalmente no les causarán ninguna molestia. Los gatos que experimentan dolor a largo plazo pueden mostrar signos de depresión, reducción del apetito, temblores e incluso morder / morderse cuando alguien se acerca a acariciarlos. Los gatos que experimentan un dolor repentino y agudo pueden experimentar una respiración rápida y superficial, un aumento de la presión arterial y un aumento de la frecuencia cardíaca.

 

Causas
 

El dolor puede ser causado por una variedad de afecciones, que incluyen lesiones, problemas degenerativos en los tejidos del animal, trauma contundente o después de una cirugía o tratamiento médico.

 

Diagnóstico
 

Dado que el dolor es difícil de diagnosticar, los veterinarios a menudo realizan un examen físico completo para descartar las causas biológicas del dolor.