Adenocarcinoma nasal

Adenocarcinoma nasal

El cáncer de nariz (o adenocarcinoma nasal) se produce cuando se juntan demasiadas células en las fosas nasales y sinusales de un gato. La enfermedad progresa lentamente. Los estudios han demostrado que el cáncer de nariz es más común en las razas de animales más grandes que en las más pequeñas, y puede ser más común en los machos que en las hembras. Las opciones existen cuando la enfermedad se detecta temprano y se trata de manera agresiva.

 

Los síntomas
 

Estornudo
Pérdida del apetito (anorexia)
Convulsiones
Material similar al moco de la nariz (secreción nasal)
Deformidad facial
Dolor en la nariz
Masas obstructivas en la nariz del animal.
 

Causas
 

Un ambiente lleno de contaminantes es una de las causas conocidas del cáncer de nariz, pero las causas exactas son en gran parte desconocidas.

 
Diagnóstico
 

Los veterinarios pueden utilizar una variedad de herramientas para detectar el cáncer de nariz. Se puede usar una cámara microscópica colocada en la nariz (rinoscopia) para mirar dentro de la cavidad nasal, aunque puede no ser efectiva si la sangre o las masas obstruyen la vista. Se realizará una muestra de tejido (biopsia) para un diagnóstico definitivo. También se puede hacer un diagnóstico si los cultivos bacterianos resultan positivos. El material de los ganglios linfáticos a veces se examina para ver si la enfermedad se ha propagado (metastatizado) a otras partes del cuerpo de un gato.