Carcinoma de células escamosas gingival en gatos

Carcinoma de células escamosas gingival en gatos

El carcinoma es un tipo de cáncer de tejido que es particularmente virulento, metastatiza rápidamente a través del cuerpo, a menudo con resultados fatales. Los carcinomas pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo, incluyendo la boca. De los varios tipos de crecimientos orales cancerosos que puede afectar un gato, el carcinoma de células escamosas es el más común. Estos tumores crecen muy rápidamente y típicamente invaden los huesos y tejidos cercanos. A diferencia de otros carcinomas, estos tumores no suelen diseminarse a otros órganos, pero, al igual que otros carcinomas, se observan principalmente en gatos mayores, de alrededor de diez años. Sin embargo, se han observado tumores de células escamosas en gatos de hasta tres años de edad.

 
Síntomas y tipos
 

Babeando
Dificultad para masticar y comer (disfagia)
Mal aliento (halitosis)
Sangre saliendo de la boca
Pérdida de peso
Diente flojo
Crecimiento en la boca.
Aspecto facial hinchado o malformado
Hinchazón debajo de la mandíbula oa lo largo del cuello (por nódulos linfáticos agrandados)
 

Causas
 

No se han encontrado causas.

 

Diagnóstico
 

Deberá proporcionar un historial completo de la salud de su gato y la aparición de los síntomas. El examen físico consistirá en que su veterinario realice un examen extenso de la cavidad bucal de su gato, buscando especialmente dientes flojos y una masa de crecimiento de tejido. Una simple palpación (examen al tacto) indicará si los ganglios linfáticos debajo de la mandíbula de su gato y a lo largo de su cuello están agrandados, una confirmación de lo cual indicaría que el cuerpo está luchando contra una enfermedad (ya que los ganglios linfáticos producen glóbulos blancos). Las pruebas de laboratorio incluirán un hemograma completo, un perfil bioquímico y un análisis de orina para asegurarse de que los órganos internos de su gato funcionen normalmente. Si su gato tiene ganglios linfáticos agrandados, su veterinario tomará una muestra de líquido con una aguja de aspiración para comprender mejor la composición del líquido. Esta prueba puede informarle a su veterinario si el crecimiento en la boca se ha diseminado a los ganglios linfáticos. Su veterinario también ordenará radiografías del pecho y la cabeza de su gato para determinar si el tumor oral se ha diseminado a los huesos y tejidos cercanos, oa los pulmones. Su veterinario también deberá realizar una biopsia del crecimiento para hacer un diagnóstico más preciso del tipo de tumor que es.