Luxaciones conjuntas en gatos

Luxaciones conjuntas en gatos

Los huesos proporcionan un marco rígido para el cuerpo, ayudando a mantener su forma normal, así como a proteger los órganos vitales del cuerpo. Una articulación es una estructura donde dos o más huesos se unen (articulan) juntos. Una cápsula está presente en las articulaciones articuladas, que tiene una capa fibrosa gruesa que ayuda a estabilizar la articulación. En la mayoría de las articulaciones, también hay ligamentos, que aseguran los movimientos de las articulaciones dentro de los rangos normales. Por lo tanto, si las articulaciones se dañan, se rompen o experimentan un desarrollo anormal, se vuelven inestables.

 

El término luxación se utiliza para la dislocación y la interrupción completa de una articulación. En esta condición, las estructuras de soporte, como los ligamentos presentes alrededor de la articulación, están dañadas o completamente ausentes. Una forma más leve de esta enfermedad, llamada subluxación, representa la dislocación parcial de una articulación.

 

Síntomas y tipos
 

Dolor
Hinchazón en el sitio
Incapacidad para usar la extremidad afectada
Carga parcial de peso
Cojera
 

Causas
 

Hay dos formas básicas de luxación articular: luxación inducida por trauma o congénita, que está presente en el nacimiento. Esta última forma se ve agravada por el estrés en etapas posteriores.

 

Diagnóstico
 

Su veterinario llevará una historia detallada de su gato, preguntándole sobre la naturaleza y la frecuencia de los síntomas. Luego, él o ella realizará un examen físico completo en el gato, especialmente en las áreas alrededor de las articulaciones.

 

Su veterinario también ordenará múltiples radiografías de las articulaciones afectadas, lo que ayudará a confirmar el diagnóstico. Esto se debe a que los resultados de las pruebas de laboratorio de rutina, como el hemograma completo, el perfil bioquímico y el análisis de orina, suelen ser normales en los animales afectados si no hay otra enfermedad concurrente presente.