Gato con hematuria

Gato con hematuria

Si a su gato le diagnosticaron hematuria (sangre en la orina), esto es lo que puede esperar que suceda a continuación:

 

Medicamentos: su veterinario puede recetar cualquiera de varios medicamentos (por ejemplo, antibióticos o acidificantes urinarios) dependiendo de la causa subyacente de la hematuria de su gato.
Cirugía: los procedimientos quirúrgicos, como los que eliminan los cálculos vesicales, pueden ser necesarios en algunos casos.
Dieta: Se pueden prescribir dietas especiales, especialmente si su gato tiene cálculos en la vejiga. Aumentar el consumo de agua es una parte importante del tratamiento de muchas causas de la hematuria, por lo que los alimentos enlatados suelen ser los mejores.
 

Qué esperar en la oficina del veterinario
 

El veterinario deberá determinar qué trastorno es el culpable de la hematuria de su gato. Comenzará con un examen físico y un historial de salud completo, seguido a menudo por una combinación de pruebas de diagnóstico. Las posibilidades incluyen:

 

Un panel de química sanguínea.
Conteo completo de células sanguíneas
Análisis de orina
Cultivo de orina y pruebas de sensibilidad a antibióticos.
Radiografías abdominales y / o ecografía.
 

El tratamiento adecuado dependerá de los resultados de estas pruebas y del diagnóstico final. Algunos de los trastornos más comunes que causan la hematuria en gatos son:

 

Cistitis idiopática felina (FIC): los medicamentos utilizados en el tratamiento de FIC incluyen analgésicos (por ejemplo, buprenorfina), medicamentos contra la ansiedad (por ejemplo, amitriptilina, clomipramina o fluoxetina) y suplementos nutricionales (por ejemplo, glucosamina o polisulfato de pentosano sódico) . Se recomienda el uso de alimentos enlatados para promover la formación de orina diluida. Muchos gatos con FIC experimentan brotes intermitentes independientemente del tratamiento. El alivio del estrés, incluidas las cajas de arena limpias, las amplias oportunidades para el juego y la estimulación mental, la prevención de conflictos entre compañeros felinos y el mantenimiento de un entorno doméstico coherente son vitales para reducir la frecuencia y la gravedad de los ataques FIC.

 

Infección del tracto urinario: las infecciones felinas del tracto urinario se tratan con antibióticos. A veces es necesario realizar pruebas de sensibilidad al antibiótico y cultivo de orina para determinar qué antibiótico resolverá la infección. Si la infección se produce junto con cálculos en la vejiga de estruvita, también será necesaria una dieta especial o un acidificante urinario para disolver los cálculos.

 

Piedras de la vejiga: las piedras de la vejiga de estruvita generalmente se pueden disolver con una dieta recetada o medicamentos que acidifican la orina. El oxalato de calcio y otros tipos de cálculos en la vejiga se eliminan mejor mediante cirugía.

 

Cáncer: el cáncer del tracto urinario puede causar hematuria. El tratamiento puede incluir cirugía, quimioterapia, radiación o terapia paliativa.

 

Trauma: las lesiones pueden provocar sangrado dentro del tracto urinario. Descanso, alivio del dolor, atención sintomática / de apoyo (por ejemplo, transfusiones de sangre), y algunas veces la cirugía es necesaria para que un gato se recupere.

 

Trastornos de sangrado: las afecciones que interrumpen la formación normal de coágulos de sangre pueden causar hematuria en los gatos. El tratamiento depende de la causa subyacente (por ejemplo, la vitamina K para algunos tipos de intoxicaciones).

 

Qué esperar en casa
 

Los gatos que están bajo tratamiento para la hematuria deben mantenerse dentro de la casa para que puedan ser vigilados de cerca, alentados a comer y beber, y tomar cualquier medicamento recetado. Cuando los gatos toman antibióticos para una infección del tracto urinario, deben tomar todo el tratamiento, incluso si su condición vuelve rápidamente a la normalidad. Siga las instrucciones de su veterinario con respecto a cualquier otro medicamento que le hayan recetado.

 

Las modificaciones en la dieta y el entorno del hogar son una parte importante del manejo de algunos gatos con hematuria. Alimentar alimentos enlatados y / o recetados, mantener agua fresca disponible en todo momento y aliviar el estrés son recomendaciones comunes.